domingo, 6 de agosto de 2017

8257 Creo recordar que en mis tiempos infantiles y juveniles, en la mesa con el padre delante, nunca se discutía,



Creo recordar que en mis tiempos infantiles y juveniles, en la mesa con el padre delante, nunca se discutía, se mantenían como mucho alguna conversaciones pausadas entre los adultos,  pero nunca se subía la voz,  sería para tener una buena digestión, además por pura educación y respeto a los mayores, me parece que ahora se han perdido las tres cosas, y los estómagos lo pagan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

10936 cada vez más cosas funcionan autónomas,

A medida que avanza el día, ya la tarde está casi vencida, la gimnasia como herramienta para facilitar la concentración se va auto-reguland...