lunes, 7 de agosto de 2017

8286 La cosa por momentos se pone negra como el azabache, y las reservas hace mucho que se agotaron,



La cosa por momentos se pone negra como el azabache, y las reservas hace mucho que se agotaron, ya decía yo que no estaba el momento parar abrir nuevos frentes psíquicos, con los actuales tenemos de sobra, no podemos perder la fe y la esperanza de que llegue el séptimo de caballería psíquico, hasta ahora nunca me ha fallado, con sus trompetas al rescate en el último momento, y los enemigos huyan despavoridos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

9895 reparar los errores.

Me pasé, tendré que poner menos la próxima vez no vayamos a liarla, al final hasta aprenderé a dosificarla, la esperanza nunca se debe de...