sábado, 12 de agosto de 2017

8352 Hay uno que para despistar, supongo, suelta por esa boca que Dios le dio,



Hay uno que para despistar, supongo, suelta por esa boca que Dios le dio, exabrupto tras exabrupto, no se sabe si para impresionar al personal, o para que no sepan lo que va a hacer a continuación, lo malo que no es un don nadie, si no alguien con un poder real, que si se descontrola puede hasta hacer bajar la bolsa, pero a lo bestia, estilo 1929.

No hay comentarios:

Publicar un comentario